lunes, 18 de febrero de 2008

Baja por maternidad

Casi siempre dudamos cuál será el momento de darse de baja en el trabajo, sobretodo cuando se está disfrutando de un buen embarazo y con un desarrollo normal. En mi caso, al tener un trabajo de oficina no supone peligrosidad alguna para el bebé y no perjudica al embarazo. Por el contrario, existen profesiones, reconocidas, donde el índice de peligrosidad es elevado, en consecuencia, tu médico de cabecera debe extenderte la baja laboral por reunir riesgos en tu día laboral y que pueden ocasionar complicaciones.

Al quedarme tan solo semanas de embarazo, me he pasado por la consulta de mi médico de cabecera. Me comentó que podía darme baja laboral por molestias en la espalda a causa del embarazo, muy frecuentes en la última etapa, porque si me diera la baja de maternidad, eso implica que cuentan las 16 de semanas a partir del momento en que se otorga. Por tanto, disfrutaría de menos para cuidar a mi bebé y tendría que incorporarme al trabajo antes.

Os cuento esto, porque al ignorarlo se puede caer en el error de perder unos días innecesariamente. También os apunto, la documentación necesaria para gestionar la baja de maternidad, mejor tener todo claro ya, pues después solo tendremos tiempo para nuestro bebé.


1. La baja de maternidad se solicita en la oficina más cercana
a tu domicilio del Instituto Nacional de la Seguridad Social.

2. Llevar:DNI, documento que te entrega el servicio de salud
de descanso por maternidad, el libro de familia y la inscripción de registral del bebé.

 

domingo, 10 de febrero de 2008

Contando los días...

Cada día que pasa es una cuenta atrás para tan esperado momento. Aún sigo trabajando y ahora si me está resultando incómodo conducir y estar tanto tiempo sentada. Los tobillos se me hinchan un poco y no paro de moverme en la silla frente al escritorio para cambiar de postura. Tengo muy buen embarazo, pero las molestias son evidentes quedando solo semanas para tener a mi bebé en mis brazos.

Con tantos preparativos, las visitas de control de embarazo y la necesidad de descansar a penas tengo tiempo y los días pasan rápidos.

Este post quisiera hacerlo de cada cosa que he ido preparando minuciosamente y con todo el amor. Para organizar el bolsito del bebé y el mío, fue de gran ayuda la clase de maternidad en relación al listado de cosas que debemos llevar para el hospital en el momento de dar a luz. Esta lista, la miro una y otra vez, la compruebo constantemente. Si algo obsesiva, pero deben ser los nervios. Os detallo las cosas necesarias:

 
Para el bebé
Mantita
Pijamas (dos o tres)
Body
Gorrito
Manoplas
 
Para la mamá
Sujetador lactancia
Bragas algodón
Camisón
Zapatillas
Bata
Secador de pelo
Calcetines


Mi matrona nos dijo que las primerizas le damos más importancia a las cositas para el bebé, pero en la práctica, antes y después del parto, quien más necesita es la mamá.

martes, 5 de febrero de 2008

Clase del Parto

Entre tanta información que leemos durante el embarazo, todo aquello en relación con el parto nos interesa de sobremanera. Aunque es cierto, que no suelo pensar en ese momento, son tantas las sensaciones que se viven en cada uno de los meses de embarazo que no te detienes en imaginar ese momento. Ahora, con las clases de maternidad, empiezo a recrearme vagamente como será ese momento. Mi matrona, Curra, nos ha relatado paso a paso como va a ser el parto, describiendo cuánto personal estará presente, cómo es la sala, y cada detalle, para así estar preparadas y que nada nos parezca demasiado extraño. Incluso, ha organizado una visita a un paritorio en el Hospital Materno, donde tendré a mi bebé.

La respiración es esencial, como ya se conoce, y además de relajarnos, provoca la concentración para que en el momento de tener una contracción cojamos el aire, y seguidamente expulsemos suavemente el aire en el mismo momento que empujamos para no hacerse daño en la garganta. Nos hace contar 7 y nos orienta a que al empujar debemos concentrarlo en la parte posterior del vientre, y así sucesivamente. Nos explica, que es esencial llevar una buen ritmo de respiración, que practiquemos en casa, cuando nos estamos bañando o bien tumbadas en la cama antes de dormir relajadas, claro, con mesura, solo es un ejercicio.

 
Creative Commons License
Voy a Ser Mamá by Voy a Ser Mamá is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 2.5 España License.